Bienvenido a Hotel Rothenburger Hof Dresden
Es sind schon ganz andere Dresden ´s Zauber erlegen !  Ihr Dresden Hotel im Zentrum der Kunststadt. Das City-Hotel Stadt Dresden und sein Schwesterhotel Rothenburger Hof liegen nahe dem quirligen Lebens der Restaurant- Kneipenmeile, sowie am Elberadweg.
| Japanese -  ホテル  Rothenburger Hof  ドレスデン   ドイツ | Chinese -  酒店 Rothenburger Hof **** Dresden 德累斯顿  德国 | Espanol - Bienvenido a Dresden! | Dansk - Hjertelig velkommen til Dresden! | Niederlansk - Van harte welkom in Dresden | Italiano - Benvenuti a Dresda | Polski - Serdecznie witamy  w Dresden. | #1044;обропожаловатьвотель Rothenburger Hof вДрездене | Ceski - Vítejte  v Dráždanech! | Francais - Bienvenu à Dresde | English version - Welcome to Dresden | Impressum |

El mercado Striezelmarkt de Dresde

El mercado más antiguo de Dresde data su existencia desde el año 1434

Año tras año cientos de antiguas tradiciones son aquí revividas











Dresde, la más romántica ciudad en el Elba, es rica en tradiciones. Entre estas tradiciones destaca el Striezelmarkt como una de las más antiguas en su categoría celebrada año tras año antes de Navidades desde el 1434.

El Striezelmarkt, con una concentración de más de 230 casetas y la puesta en escena de las más antiguas tradiciones de arte popolar alemàn, es también conocido como uno de los más grandes eventos de este tipo.

Alemania es también conocida por sus destacados ejemplos en artesanía navideña procedente de los alrededores de Dresde. Dresde debe agradecer la existencia de este mercado a los duques sajónes Friedrich II. y Sigismundo.

El 19 de octubre 1434 concedieron el privilegio real, “para el beneficio público y la buena voluntad de la ciudad de Dresde”, de mantener un mercado “el día antes de Nochebuena”. Inicialmente, el mercado sólo vendía comida para el banquete que tendría lugar el día de Navidad terminando en Cuaresma.

Con el paso de los años se añadieron otras muchas mercaderías incluyendo el predecesor del famoso Dresde Stollen (pastel de Navidad) conocido como "striezel". Esta típica pasta alemana cuyos ingredientes eran simplemente harina, avena y agua fecha del año 1474.

Parece ser que el duque Albrecht de Sajonia, gobernador desde el año 1664 hasta el 1500 proclamando en el 1485 Dresde como la capital de Sajonia, y su hermano Ernst probaron esta típica pasta y simplemente no sabió a nada.

Fue entonces cuando obtuvieron un importante decreto del Papa conocido como ”Butterbrief" (carta de mantequilla). En este decreto se declaraba que, con el pago de una penitencia apropiada para mantener la conciencia limpia y obtener la bendición de Dios, se podía utilizar leche y mantequilla para la elaboración de esta delicia.

Más tarde, aproximadamente en el año 1500, este mercado conocido como "Lunes de Striezel” empezó a atraer amas de casa residentes en Dresde y en sus alrededores con el objetivo de vender sus especilidades en pastelería.

Gradualmente se han ido incorporando nuevos ingredientes a esta especialidad convirtiendo así el striezel en el stollen de Navidad, actualmente parte integrante del Adviento.

El stollen ha resultado ser el símbolo culinario de una patria querida, así fue descrito en 1542 por el Elector Moritz con aticipada exitación en una carta destinada a su esposa Agnes durante una expedición en Hungría: “Este inverno quiero pasarlo junto a ti y así poder asar peras juntos, comer stollen y con la ayuda de Dios gozar de buena salud”

El Striezelmarkt ha ido desarrollando una increíble atracción. En el siglo XVI se anunció con el toque de las campanas la inauguración del mercado que en ese entonces estuvo abierto aproximadamente una semana.

En 1631, ante el disgusto de los antiguos comerciantes ya instalados, fueron traidos objetos de cerámica de Meissen y delicadas muñecas para ser vendidas en el Striezelmarkt. Finalmente, en el año 1659 el consejo local comunicó la resolución oficial en la cual permitía la entrada de forasteros en la ciudad para la venta de sus productos.

Con el paso de los siglos los plazos se han ido alargando. Actualmente el Striezelmarkt empieza en el primer Adviento (cuatro domingos antes del 24 de diciembre) hasta Nochebuena. Si la Nochebuena recae en el cuarto domingo de Adviento, el Striezelmarkt empieza una semana antes.



El Stollen de Dresde

El Stollen de Dresde es hoy en día uno de los principales focos de atracción durante el Strizelmarkt. Numerosos panederos ofrecen diversas versiones de este noble bollo durante el período que dura esta tradición.

El sello amarillo, en donde se plasma la figura de Augusto el Fuerte, confirma la calidad de los ingredientes y la autenticidad del producto original de Dresde o de sus alrededores.

Fue él mismo Elector quien en 1730 encargó un enorme Stollen a los panaderos de Dresde de 1,8 tonas para aproximadamente sus 24.000 invitados en Zeithain.

De aquí que el Striezelmarkt sea inaugurado con el tradicional corte de este bollo de Navidad. Y en la fiesta del Stollen, el segundo sábado del mercado, el gremio de panaderos de Dresde lleva consigo un bollo de Navidad gigante durante el desfile que atraviesa la ciudad desde el Zwinger hasta el Striezelmarkt.

No obstante, no es sólamente este bollo de Navidad el que hace del Striezelmarkt una tradición única sinó que, año tras año toma vida la antigua artesanía convirtiéndose así en la sustancia de las Navidades alemanas.

Durante siglos los tallistas de las montañas del Erzgebirge han bajado a formar parte en el mercado de la capital de Sajonia vendiendo sus pequeñas obras de arte. El primer récord de asistencia data en el año 1644.



Cascanueces y Pirámides

El Cascanueces es una de las figuras más famosas. Fue Wilhelm Friedrich Füchtner de Seiffen quien creó el primer cascanueces en forma de rey de las montañas del Erzgebirge, sin duda inspirado por el cuento de hadas que el poeta y compositor E.T.A. Hoffmann escribió en 1816 conocido como “El cascanueces y el rey ratón”.

Hoffmann visitó Dresde en 1798 y 1800 y actuó regularmente en la ciudad con su compañía de teatro entre los años 1813 y 1817. En ocasiones Hoffmann residió en el Altmarkt y en 1813 pudo experimentar lo que era el Striezelmarkt.

Peter Tschaikowski incorporó en 1890 el Cascanueces del Erzgebirge en su famoso balet en los escenarios del mundo.

Otro producto típico son las pirámides de Navidad. Los talladores del Erzgebirge combinaron la tradición navideña de las velas y los pesebres con con el conocimiento de la técnica minera: las figuras ordenadas en diferentes niveles giran con el calor que desprenden las velas.

La pirámide más antigua fecha del año 1780. El museo especializado en el Dresden Münzgasse, frente la Frauenkirche, presenta durante todo el año 100 de estas piezas únicas en las más variadas formas y diseños.

Naturalmente, el Striezelmarkt no estaría completo sin los panes o galletas de jengibre (Pfefferkuchen) de la pequeña ciudad de Pulsnitz, a 20 km del norte de Dresde, cerámica y téxtiles estampados del arte en vidrio de Lusacia y Turingia.



Milla de Navidad y eventos

Numerosas casetas se han unido al Striezelmarkt en “una milla de Navidad” abarcando desde la zona peatonal Prager Strasse vía Altmarkt y Stallhof (establo de la corte real) pasando por el puente Augustusbrücke hasta la Ciudad Nueva de Dresde.

El ”Espectáculo Real en Adviento” en el establo real del Palacio de Dresde adentra al visitante en la atmósfera renacentista de los comienzos del Striezelmarkt. Éste nos deja revivir el mundo de los prestidigitadores, músicos e históricos artesanos.

Este sentimineto navideño se puede revivir también en la Hauptstrasse y Königstrasse del barrio barroco.

El barrio exterior de la Neustadt se prepara también de manera especial para recibir la Navidad. En el Kunsthof, por ejemplo – una creativa mezcla de arquitectura del siglo XIX y arte contemporáneo –organiza anualment el mercado de San Nicolaus.

Durante el Striezelmarkt, el Museo de la Ciudad de Dresde y el Museo de Arte Popular en el Jägerhof (Patio de los Cazadores) nos invitan a realizar una excursión en la historia de la artesanía navideña.

El Striezelmarkt es también un festival musical: cada sábado por la tarde a las 17 h tiene lugar en la Kreuzkirche con vistas al mercado el tradicional coro con los chicos del Kreuzchor.

Muchos otros conciertos y especiales servicios religiosos tienen cada año también lugar en el centro cívico Kulturpalast, en la Kreuzkirche, la Catedral, la iglesia Martin Luther y en muchas otras Iglesias de la ciudad.

Hotel Rothenburger Hof - Bienvenido a Dresde!
los más importantes curiosidades turísticas
Online Reservation - Cuándo quieres reservar?
Dresde: ciudad verde a orillas del Elba
Dresde – Ciudad de los récords
La tesorería-museo más espectacular de Europa
El mercado Striezelmarkt de Dresde
Teatro lírico en una magnífica obra arquitectónica
Dresde - La Diva
Los nuevos proyectos de construcción en Dresde en el 2009 y el 2010
Dresde: elegancia, estilo y alegría de vivir
La Frauenkirche Dresde
Pillnitz
Richard Wagner y Dresde
Robert Schumann y Dresde



Cityhotel Stadt Dresden, Rothenburger-Str. 15, 01099 Dresden
Tel.: 0351 / 418 80 616, Fax: 0351 / 8126 222,
cityhotel.stadt.dresden@googlemail.com, www.hotel-dresde.de

Sterne:  Das Hotel Rothenburger Hof beteiligt sich (einschließlich der untrennbar verbundenen Räumlichkeiten des Cityhotel Stadt Dresden Rothenburger Hof  Vermietungs- und Verwaltungs  GmbH) seit 2004 an der Dehoga Klassifikation und wird regelmäßig mit 4 Sternen klassifiziert. Die ggf. vorliegende aktuelle Klassifizierung und die Kriterien können Sie unter  www hotelsterne de tagesaktuell nachschlagen. Da die verschiedenen Klassifizierungen (z.B. Hotel Klassifierziung versus G/P/F-Klassifizierung) bzw. deren Sterne zunehmend von Gewerbevereinen oder Konkurrenten zum Erstreiten von für Laien nur schwer verständlichen Urteile genutzt werden, werben wir grundsätzlich nicht mehr mit Sternen. Soweit wir irgendwo noch übersehene Sterne benutzen sollten, gehen diese auf den HRS-Standard (Einschätzung durch HRS, HRS-Kunden und Selbsteinschätzung), den Bookings-Standard (Bewertung spiegelt wieder wie die Unterkunft im Hinblick auf die branchenüblichen Standard bezüglich Preis, Auststattung und der angebotenen Services abschneidet, Selbsteinschätzung), also eine Selbsteinschätzung zurück.